Indiferentemente feliz

Por alguna extraña razón, hay momentos en los que, aunque me doy cuenta, estoy abocado en la realidad que se me propuso, la que se me obliga a consumir y aceptar como un camino predefinido en mi vida. Camino el cual, impregnado de voluntad propia y apego a lo material junto con objetivos medianamente desafiantes e invocantes al orgullo,  se recorre de manera firme y sin grandes complicaciones. Ésto, genera un balance emocional y psicológico capaz de dormirnos nuevamente, de re-enchufarnos en donde no deberíamos haber sido enchufados nunca, de drogarnos y hacernos vivir una extraña y aparente indiferencia, que junto con lo obtenido anteriormente nos alimenta el ego dándonos una pizca de felicidad construida.

Comencé a escribir esta nota estando en mi lugar de trabajo, por lo que se hizo bastante sencillo escribir parte de lo que ocurría en mis adentros. Hoy sábado estando en otro ambiente, acompañado de la fría y aburrida tarde, la inspiración resurge trayéndome a la mente el vacío de un aparente balance emocional, el cual puede ser quebrado fácilmente por lo que suceda a mi alrededor. Doy un vistazo a lo que me rodea materialmente, a la energía que no siento en el lugar, recuerdo las molestias físicas que tengo, una sensación de principio de desesperación tras el aburrimiento y recuerdo haber estado alguna vez en un prado verde con cielos claros y el aroma de la primavera, casi podría trasladarme allí, podría hasta sentir el pasto cortado rozando mi piel y la verdadera sensación de auspiciosa paz recorre mi mente y es enviada muy dentro mio y hacia afuera… hacia adentro y hacia afuera una vez mas…cierro mis ojos y todo se mueve, gira de lado a lado, casi no presiento la luz, comienzo a adentrarme en un camino que adoro recorrer, que me abre compuertas cerradas por mi mismo, por olvidar lo que soy, llego casi a una luz.. y dentro (o fuera?) …un universo, un planeta verde, un anciano esperando, un sabio tal vez, necesito hablar con el,  necesito que me aporte algo antes de seguir, a su costado una cara conocida, una guía para mi (siempre aparece en el momento justo de manera sorprendente  y espeluznante, para luego ser tranquilizadora) … ambos de indiferente humor hacia mi aunque ella sonrie levemente, no señalan el camino, pero el anciano gira su mano indicando a todos lados y luego se genera una esfera, brillante, emanante de energía, la tomo y parece una gran uva pelada … se deshace, a penas logre sentir su textura, esta dentro mio, pero todavía no siento nada, solo una  pequeña emoción que recorre mi pecho, si… estoy vivo..estoy vivo y mas feliz que muchas veces conmigo mismo.Lo demás,  en este momento prácticamente no importa, es.. indiferente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Indiferentemente feliz

  1. erik dijo:

    grande, fede!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s