This is ourselves

Imposible!, de ninguna manera, me niego rotundamente aunque, fuck, con estas palabras ya lo haya hecho.
Disculpen pero no tenia ganas de hacer ninguna introduccion antes de arrancar con esta edicion.
Es que de repente se me viene a la mente espacios en los que nos damos cuenta que al final la vida la vivimos como espias, con secretos propios que nadie conoce, con misiones especiales que pocos oidos nos han escuchado expresar y con muchas ganas de cosas que pensamos nadie entendera. Pensamientos y deseos exclusivamente propios, al menos hasta hoy…
Si pudieramos Sacarnos esa ansiedad y presion constante de hacer todo ya, de vivir todo en el momento y en vez de eso saborear mas las cosas. En el sabor que le encontramos a las cosas, en sentir ese sabor esta la felicidad y si le abrimos las puertas de nuestro profundo ser a ese sabor, la felicidad se manifestara de manera sorpresiva y refrescante. Como una carcajada insostenible y liberadora, como cosquillas imposibles de sostener, como cual placer de la vida.
Pero no. Claramente y lejos de eso es interminable la inconsistencia que percibo alrededor, de la posibilidad de infinidades de cosas, pero la poca fe hacia el corto futuro de una mejoria general en todo, como si dependiera de mis ganas o mi actitud interna para que se concrete no solo lo que le pertenece a mi propia decision, sino lo que les compete a otros. Un segundo o dos, en los que me digo a mi mismo “este es el momento en el que yo tengo injerencia sobre el resultado de algo y termino no haciendo nada”. Cuando se trata de algo propio no me preocupa, el perjudicado soy yo, conozco el camino de vuelta y como generar otras oportunidades, se resurgir como un phoenix de las cenizas, pues desde chico mis 1000 derrotas nunca pesaron tanto como mis pocas victorias en las que aprendi a salir adelante para siempre, a convertir el amargo en dulce, a aprender a conseguir esas victorias, dejando de ser un reto la victoria misma.

Diferente es esto respecto de los demas, pues pareciera existir una disyuntiva entre saber que podria hacer algo mas por el otro y el entender que no debo inmiscuirme en su accionar, ya que es ajeno y no debiera ser yo el encargado de forzar a otras personas en lo mas minimo.
En la humildad entiendo que no tengo tal poder, que es una simple sensacion que mi psiquis genera solo por el hecho de la voluntad de asistir a otros en un sentimiento altruista. Pero mas adentro esos pocos segundos en donde el tiempo se paraliza a veces me pegan tal cachetada que logran que reaccione, accione mi voluntad sobre el resto y que los acompañe en ese cambio.
Hay un agujero que genera eco y ese agujero a la vez fue generado por mi, o asi lo creo en este momento, por hacer o no hacer, por actuar o no actuar. Me niego a meterme en algunas posibilidades propias y ajenas todavia, pero tal vez el veneno que me carcome y el silencio del resultado final me ganen un dia y resulten en un estallido de decisiones menos consensuadas conmigo mismo o mi esencia y se acerquen mas a la fe y a la apuesta.
Quisiera encontrarme un dia con esto y entender que solo es un recuerdo, sigue estando en mi la decision de querer volver a las victorias, tal vez me asuste y sea mas facil eso que seguir perdiendo y aprendiendo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s